Cetaphil ® con ácido hialurónico: todo lo que necesita tu piel

¿Qué es, cómo funciona, de qué forma te beneficia y porqué Cetaphil ® lo ha integrado a sus productos? 

El ácido hialurónico es un componente natural para la piel, altamente efectivo en la lubricación y en el retraso natural del proceso de envejecimiento, pues una de sus principales características es la capacidad de retener agua (hasta 1.000 veces su peso molecular), siendo efectivamente empleado en tratamientos de rehidratación de la piel para un efecto más terso y voluminoso, es utilizado en productos de aplicación tópica, como los desarrollados por Cetaphil ®.

En una persona de aproximadamente 70 kilogramos de peso puede haber una cantidad total de 15 gramos de ácido hialurónico, sin embargo, un tercio de ese valor se degrada y se sintetiza cada día, por lo que el paso del tiempo es su enemigo número uno.


Características y usos del ácido hialurónico 

El ácido hialurónico contiene propiedades hidratantes, reparadoras y protectoras:

Por sus propiedades de hidratantes, reconstituyentes y humectantes, las cremas Cetaphil con ácido hialurónico son el aliado que necesita tu piel.


Con base en lo anterior, Cetaphil ®, especializado en el cuidado de la piel sensible, ha integrado el ácido hialurónico en dos nuevas fórmulas para una rutina integral de cuidado del rostro durante el día y la noche, ideales para todo tipo de piel.

Se trata de la loción facial hidratante de día y la crema facial hidratante de noche, dos nuevos productos de la línea de hidratación delicada, cremas humectantes faciales ricas en ácido hialurónico que rehidratan la piel a través del refuerzo de las reservas de agua para lograr un efecto prolongado.

Modo de uso 

La nueva loción facial hidratante de uso diario es una crema ligera y de rápida absorción, que gracias a su alto contenido de ácido hialurónico proporciona hidratación instantánea y  bloqueo de humedad. Lo aconsejable es aplicarla sobre el rostro y el cuello en las mañana, luego de la limpieza facial y posteriormente aplicar el protector solar y el maquillaje.

La loción facial hidratante de uso diario está formulada con ácido hialurónico, glicerina y una combinación de poderosos agentes hidratantes.

Finalizando la rutina de cada día, la fórmula de la crema facial hidratante de noche hidrata la piel, la suaviza con aceite de oliva y extractos herbales, y la protege de la resequedad durante toda la noche. Su aplicación debe ser uniforme en el rostro, después de la limpieza.

La crema facial hidratante de noche está formulada con ácido hialurónico, agentes naturales (marrubio, raíz de rábano, y extracto de oliva) y un complejo de provitaminas (incluyendo Vitamina E y C).


Beneficio de cada componente

Por último, para mejores resultados, se aconseja la combinación de los dos productos: la loción facial hidratante de día y la crema facial hidratante de noche.